relaciones personas tóxicas

PERSONAS TÓXICAS

¿Mito o realidad?

Luego de estar con una persona te sentís sin energía, más negativo o enfadado… Puede ser que hayas pasado tiempo con una persona tóxica. ¿A qué llamamos persona tóxica? La vamos a definir como aquel individuo que nos contamina con su estado de ánimo, sus manipulaciones o su negativismo.

Las personas tóxicas pueden tener una o varias de las siguientes características. No siempre es fácil alejarse de ellas, sobre todo si es un familiar, un compañero de trabajo o una pareja amiga. Si no podés tomar distancia física, hacelo de manera emocional intentando no involucrarte.

Negativistas patológicos

Todo lo ven negro, sus comentarios son siempre negativos, viendo sólo lo que falta, lo que está mal, y tienen la habilidad de transformar algo positivo en negativo, pase una cosa u otra: si hay sol está mal porque hace mucho calor, pero si está frío lo ven mal porque no hace calor. También buscarán boicotear todo aquello que quieras emprender marcándote tus falencias o enumerando todo lo malo que puede llegar a pasar: “no hagas eso porque es peligroso” o “no te compres eso porque no te va a durar”. Siempre están ahí para contaminarte con su derrotismo.

Quejosos continuos

No sólo son negativos, sino que además no lo pueden callar. Siempre están hablando para quejarse de todo y por todo, ven y manifiestan que el vaso está medio vacío: si van a una fiesta, algo no les gustó; si hacés una rica comida, le falta el toque; si van a un buen viaje, te amargan porque el avión sale un poco tarde o porque por la ventana del hotel entra mucha luz, etc.

Malhumorados constantes

Están los negativistas más depresivos, pero también están los que se enfadan por todo y con todo. No sólo están pendientes de marcarte lo que hacés mal o lo que ellos consideran que hacés mal, sino que además se ofenden. Estar cerca de una persona así puede hacer que vos también te pongas furioso o que por el contrario te vuelvas más sumiso para no enfadarla, pero de ninguna manera lograrás cambiarla.

Sincericidas

Con la excusa de ser sinceros y auténticos aunque duela, son capaces de soltar cualquier cosa por sus bocas sin medir daños ni consecuencias, escudándose en su rectitud y en que “la verdad nunca ofende”.

Centros del universo

Estas personas son las que buscan permanentemente ser el foco de todo, para bien o para mal: quieren ser el centro de la fiesta; o si estás enfermo, ellos estarán peor; si contás una historia, ellos contarán una superior; si estuviste en un lugar, ellos estuvieron tres veces antes. Necesitan ser escuchados hasta la extenuación. Son los típicos yo-yo.

 

¿Cómo protegernos? No les creas, no los escuches, alejate cuando comienzan a criticar, no les cuentes cosas personales, no entres en sus provocaciones.


Scroll Up