deco rojo

PAREDES QUE IMPACTAN

La tendencia es que la pintura no parezca pintura, sino que imite a otros materiales como la piedra, la arena, el cemento… Se busca la originalidad en texturas, huir de los colores planos e ir por los matices, los claroscuros, las mezclas en color y materiales. Todo apunta a dar más personalidad y originalidad a nuestras paredes.

Si nos gusta la idea de combinar colores, podemos dividir la pared a la mitad con un zócalo o una línea imaginaria y decorar cada parte con un estilo. O el plan B, pintar una de las paredes por completo en otro tono.

Siguiendo la línea de dos tonos, la técnica del degradado es sumamente sencilla de llevar a cabo sobre todo si vamos a usar un único tono sobre blanco. Primero tenemos que pintar de blanco y dejar secar bien, para después comenzar a usar el tono elegido en la parte inferior o superior de la pared. Pintamos una franja de tono oscuro. Añadimos blanco a la pintura para conseguir uno o varios tonos más claros. Continuamos pintando franjas de más claro a más oscuro. Para disimular las líneas tenemos que usar un pincel seco y mezclar ambos tonos antes de que la pintura seque.

deco verde

El acabado tipo trapeado es una técnica ideal para paredes que necesitan disimular imperfecciones. ¿En qué consiste? En aplicar la pintura con una brocha y antes de que seque, extenderla con un trapo arrugado.

Vamos por los efectos…

Con el efecto arena, los colores se difuminan y entremezclan. Apto para cualquier tipo de estancia y estilo decorativo. El efecto microcemento (con la llana de acero como principal aliada) es ideal para estancias con deco estilo industrial.

El efecto estuco sigue vigente. Hay una versión más sofisticada en la que se agregan partículas metalizadas que aportan destellos.

¿El revival menos pensado? La vuelta del Gotelé, más conocido entre nosotros como el típico salpicré de las casas de nuestros padres y abuelos.

TAMBIÉN EN LOS CUARTOS INFANTILES

cuartos infantiles

Desde rodillos que permiten plasmar un dibujo en la pared de forma sencilla y rápida, a plantillas con las que podemos pintar diseños sin complicarnos. Y no olvidemos el recurso de los vinilos que decoran de forma rápida con maravillosos resultados.

El efecto purpurina arrasa entre los pequeños. Gracias a unos aditivos especiales que se incluyen en la pintura podemos conseguir un manto de estrellas en la pared. Pueden ser en tonos plata, oro, verde, azul, multicolor… y el resultado es muy llamativo.

¿Otro recurso? la pintura de pizarrón. Se trata de una pintura resistente y de fácil lavado que hará las delicias de los más chicos. Si nos encanta esta opción, podemos también aplicarla en alguna pared de nuestra cocina!

Pintar las paredes de nuestra casa ya no pasa solamente por elegir el color. El mundo de la pintura, en constante innovación, nos ofrece una enorme cantidad de productos y técnicas para lograr efectos novedosos, texturas y acabados únicos. Acerquémonos a nuestra pinturería de confianza y ellos, mejor que nadie, sabrán asesorarnos. Sólo es cuestión de atreverse!

Se busca la originalidad en texturas, huir de los colores planos e ir por los matices, los claroscuros, las mezclas en color y materiales.


Scroll Up