ociofobia

OCIOFOBIA

¿Podemos no hacer nada?

La Ociofobia es un miedo irracional a tener tiempo libre que provoca ansiedad y estrés. En los casos más graves esa ansiedad puede anticiparse, es decir, aparecer un malestar en los días previos al momento de ocio, por ejemplo antes de los fines de semana o de las vacaciones. Este trastorno afecta cada vez a más personas y alcanza sus niveles máximos en verano.

La pregunta es: ¿Podemos no hacer nada?

En la sociedad actual, el no hacer nada no está bien visto. En consecuencia, las personas se imponen actividades programadas incluso estando de vacaciones.

La palabra Ociofobia fue acuñada por el psicólogo español Rafael Santandreu y describe lo que sucede en las sociedades contemporáneas: nunca hay tiempo para nada, siempre estamos corriendo apurados, hay una sobrevaloración de la ocupación, de la eficacia y de la productividad. En esta vorágine se le da mucha importancia a la actividad y muy poca al tiempo libre.

En este contexto es que surgen las adicciones al trabajo, el estrés, la ansiedad, etc. Las personas, cuando no están sometidas al estrés laboral, no saben qué hacer y entran en pánico al enfrentarse al tiempo vacío.

La segunda pregunta: ¿Qué nos pasó como sociedad?

¿Cómo llegamos a tenerle miedo al tiempo libre? Nuestros padres o nuestros abuelos lo veían como un regalo. El tiempo de descanso era tiempo de esparcimiento o reposo. En todo caso jamás despertaba aversión. Todo lo contrario… se lo añoraba!

Según Santandreu tendríamos que aprender a aburrirnos más. No sólo no hay nada malo en ello, sino que es muy necesario. Se trata de una pieza que encaja perfectamente en el concepto de equilibrio.

La tercera: ¿Por qué creemos que el tiempo no aprovechado es negativo?

El estrés propio de jornadas diarias agotadoras y exageradamente demandantes genera una adicción a esos estímulos tan intensos y poco saludables, de tal manera que resulta dificultoso cortar ese circuito de excitación constante, teniendo como resultado personas que no distinguen entre tiempo laboral y tiempo de ocio o descanso.

¿Cómo son las personas Ociofóbicas?

  • Tienen un gran vacío interior cuando se ven en una situación de tiempo libre, que lejos de generarles disfrute y bienestar, les provoca una enorme ansiedad.
  • Se sienten culpables, como si ese tiempo para el ocio no les fuera merecido o como si estuvieran perdiendo un tiempo que podrían invertir en algo más productivo.
  • Sufren un intenso temor a la posibilidad de sentir aburrimiento.

 

Ante la falta de una actividad, las personas experimentan, vacío, miedo, ansiedad y creen que necesitan ocuparse inmediatamente en algo útil.La buena educación emocional nos tiene que enseñar que aburrirse es maravilloso. Las grandes obras de la humanidad no salen de una actividad frenética, sino de una actividad suave que incluye el aburrimiento y la creatividad.

 

 


Scroll Up